HABLAR POR HABLAR.- GANAR EN LOS CORNIJALES.- Francisco Martínez Calle

Mi buen amigo Jesús es hombre comedido, prudente y muy amable, al que conozco desde hace muchas excursiones al norte de España. Cuando en alguna ocasión nos hemos reunido para tratar cualquier asunto, Jesús solo interviene si es para sugerir un nuevo enfoque o apuntar una solución diferente, siempre cargada de enorme sentido común.

            Pues una mañana de finales del tórrido mes de julio pasado, hallándonos de viaje por tierras de Zarauz (Guipúzcoa), cuando aún no era la hora del alba y un poco antes de iniciar el regreso a la calurosa Écija, coincidí con Jesús en el salón del hotel destinado a alojar las maletas de los pasajeros, mientras estos tomaban el desayuno. Allí, en ese salón, entre las conversaciones de los que buscaban el lugar más adecuado para depositar su equipaje, oigo a Jesús que con su característica calma, aunque no exenta de firmeza, responde al comentario, tal vez impertinente, de otro excursionista:

            -Pues a mí, ni ahora que ya soy mayor ni antes, que era joven, nunca me ha ganado nadie en los cornijales.

            Interesado por la expresión que había utilizado Jesús, espero el momento oportuno para dirigirme a él:

            -¿Qué es eso, Jesús, de “ganar en los cornijales”.

            -Hombre, pues eso es muy sencillo –me responde, satisfecho, por haber captado mi atención-. Mira, Paco, en el campo, los cornijales son los finales de las besanas, en los que por su estrechez e incomodidad, resulta muy difícil ejecutar la labor tanto a las yuntas como a los yunteros que las dirigen.

            Está claro que Jesús, al hablar de los cornijales, ha querido comparar las dificultades que estos representan para los trabajadores del campo con la incomodidad de un viaje de más de 50 personas, de una semana de duración, tras haber recorrido más de 1000 Km. y haber visitado cuantas iglesias, palacios y monumentos se han puesto a su alcance.

            -Pues sí, Paco –continúa Jesús-, yo, donde quiera que he estado, he tratado siempre de cumplir con todas mis obligaciones, por desagradables que hayan sido.

            -Te creo, Jesús.

            -Por eso, mientras pueda, trataré de ser tan puntual como el primero. ¿Entiendes ahora por qué he dicho eso de los cornijales al señor del comentario?

            -Lo entiendo perfectamente, Jesús; pero comprenderás mi extrañeza, por no ser hoy muy frecuente el uso de la palabra “cornijal” y, menos aún, la locución “ganar en los cornijales”.

No habíamos acabado la conversación cuando, súbitamente, aumenta el número de viajeros que van y vienen haciendo observaciones variadas acerca de lo intempestivo del horario y la ubicación del autobús. Al mismo tiempo, se difunde entre el grupo la noticia de que en ese momento llueve en Zarauz con cierta intensidad. Alguien, entonces, deja caer que en Écija, apenas ha amanecido y ya están a 27 grados.

Con la llegada de la claridad del día, aumenta el nerviosismo, se producen las últimas carreras previas al viaje, se eleva el tono de voz de los viajeros; se generaliza el ruido metálico de las ruedas de las maletas…

Mientras Pepe, nuestro experimentado conductor, carga ordenadamente los equipajes, los viajeros ocupan sus puestos en el autobús, ya fijados desde el primer día. En seguida, tras la orden de Ricardo y los breves acelerones de rigor, el autobús, con decisión, abandona el aparcamiento del hotel camino del convento de Santo Domingo de Silos, para mí, motivo más que suficiente para justificar la excursión.

El monasterio de Silos, perdido en mitad de un valle despoblado, además de cuna de la lengua castellana y excelsa representación del estilo románico, es silencio reconfortante, tiempo ordenado, meditación profunda, pulcritud generalizada… Y es también un esbelto ciprés, sigiloso y centenario, símbolo de la mucha espiritualidad del lugar.

Sobre este ciprés, el poeta Gerardo Diego compuso en 1924 un hermosísimo soneto cuyo primer verso dice así:

Enhiesto surtidor de sombra y sueño…

 

Transcurre un largo y cansado día y diez horas más tarde, ya en Écija, me despido de Jesús:

-Que nada nos impida viajar el año que viene, amigo Jesús, porque viajar merece la pena.

-Desde luego, amigo Paco. Y no olvides lo que hemos hablado: mientras pueda, yo procuraré ganar en los cornijales, como tengo por costumbre.

                                                                                  Francisco Martínez Calle

 

Posted On 20 Dic 2017

Los Toque de campanas tradicionales, declarados BIC .- Juan Méndez Varo

En el transcurso de la XXXVI Reunión de Asociaciones y entidades culturales en defensa del Patrimonio, celebrada en Málaga del 25 al 28 del pasado mes de mayo, Hispania Nostra se dio a conocer una de sus propuestas para celebrar el Año Europeo del Patrimonio Cultural 2018: “que todas las campanas Europeas de toque manual suenen a la vez en un día y hora determinados”.

Las campanas son los instrumentos más antiguos que tenemos y conservan su sonoridad originaria. Tienen un lenguaje propio, civil y religioso, reglado por la tradición y recogido en libros que interpretan los campaneros. Campanas y campanarios con formas y repiques propios según las zonas, es un Patrimonio compartido con la mayoría de los países europeos y americanos.

Por otra parte el Senado aprobó (13 de junio de 2017) una moción conjunta de varios grupos parlamentarios por el que se declara el toque de campanas tradicional como Bien de Interés Cultural Inmaterial (BIC)

No podemos pasar por alto estas dos iniciativas en una ciudad como es Écija, con uno de los mejores conjuntos de campanarios de España y con una importante nómina de campanas. Los repiques en Écija siempre han sido una gran sinfonía de bronces, aunque lamentablemente hoy venidos a menos debido a la electrificación de las campanas. La modernidad ha suprimido la mano de obra de los campaneros, en aras de la comodidad y la economía de las parroquias con motores que mediante pulsadores hacen girar las campanas, pero su mecanización ha supuesto, en cambio, que sus toques sean monótonos, sin ritmo ni compás. La electrificación de los campanarios ecijanos durante estos últimos años, como digo, ha supuesto un duro golpe a la belleza de la ejecución de los repiques al perder su musicalidad, al igual que se pierde la posibilidad de combinar ritmos, resonancias y fuerza, ya que cuando se tocaban a brazo era posible regular estos factores. Ya no es posible conjugar el volteo de las “medianas”, “esquila” y “esquilón” con el ritmo acompasado con la “gorda” que no es de volteo. Hacer el “trían” y finalizar con el “sino” bueno; tocar las calendas o concluir con los diez golpes de ritual. Y ni mucho menos dejar la campana “muda”, para lo cual todos los campaneros se reunían en la de mejor tono y, aunando esfuerzo, tiraban de la cuerda que les tensaba “el guía” para conseguir que la velocidad apagara su sonido y que volviera suave, muy suave, hasta alcanzar la explosión de júbilo y alegría que aquella campana podía transmitir y de esta forma llegar a todos los confines de la ciudad. Y es que en Écija siempre hubo gran afición a repicar. Era frecuente ver en tiempos pasados voltear abrazados a la campana por la parte exterior de la torre, en un desafío de equilibrio. Adultos y jóvenes, a las órdenes del campanero oficial de la iglesia, participaban en algo que se ha venido en llamar el arte de voltear las campanas. Arte que, en nuestra población, se ha mantenido durante muchos siglos, toda vez que atesora como preciadas joyas magníficas campanas en cada una de sus once torres maravillosas”. No hay que olvidar que las parroquias tenían sus propios campaneros, que eran ministros de la iglesia. Su dedicación era plena, es decir, las veinticuatro horas del día y, precisamente por esa dedicación, se les daba vivienda, que preferentemente estaba situada a los pies de la torre. Los campaneros titulares no sólo tenían la misión de ejecutar los toques, que tienen su encanto y riesgo, sino también su conservación: engrase de sus ejes, verificando todas sus piezas, y restaurando, cuando el tiempo lo precisaba, los antiguos yugos de encinas. Trabajo que requería profesionalidad y garantía, principalmente, en la fijación de los badajos que van cogidos con pellejo de yerga de toro y asegurados a su vez, con una cuerda que actúa de “chivato”. Operación que se debe realizar, como menos, cada cinco años. Era evidente pues la importancia de esta profesión dentro de las actividades parroquiales.

Recuérdese también cómo el boato de los oficios religiosos, entierros, funerales, bodas, etc. lo daban las campanas. De ahí que las parroquias les asignaran un salario equiparable a los organistas y sólo superado por el crucero y el sochantre.

Si tomamos como referencia el año 1837 y, en el caso de la Parroquia de Santa Cruz, los salarios de los ministros de esta iglesia eran los siguientes: Sochantre 400 reales, más 100 que percibían como gratificación por enseñar la doctrina y cantar las calendas; sacristán menor 350; pertiguero 200; crucero 600 y campaneros 400. Pero no siempre se les abonaba en metálico a estos ministros. Al campanero oficial de la Parroquia de Santa Cruz, Pablo Jaén, se le satisfacía su salario con 12 fanegas de trigo y cuatro fanegas de especies y, el resto, en dinero.

Hay que resaltar la especial dedicación del campanero de la Iglesia de Santa Cruz, en el que se unían la pericia y el sentido artístico en el tocar las campanas, sino la atención del reloj de la torre, circunstancia que le hacía uno de los mejor pagados.

No se puede olvidar también que era el único oficio que podía ejercer la mujer dentro de las tareas auxiliares de la iglesia. Recordamos a este respecto cómo en las de Santa María y Santa Cruz, los últimos campaneros fueron mujeres: y que, al fallecer éstas, se extinguieron estas plazas, ocupándolas los sacristanes respectivos, auxiliados por jóvenes aficionados

Hasta fechas recientes, en los campanarios se venían efectuando tradicionalmente una serie de toques, según las horas y solemnidades del día, bajo la dirección del campanero oficial. Estos toques, entre otros, eran los siguientes: Ángelus, Medio día., Vísperas, Oración. Ánimas (último toque en recuerdo de los difuntos).Calendas (Navidad y titular de la parroquia). Misas (3 llamadas). Viático (salida del Santísimo para los enfermos). Agonía (para recordar a los fieles la obligación de rogar por el difunto). Repiques de 40 horas.

Repiques del Alba (6 mañana).Repiques del Titular y fiestas solemnes. Dobles de primera Dobles de segunda Dobles de tercera Dobles de cuarta

Matraca (sólo el Viernes Santo).Avisos (fuego en la feligresía, a acólitos, cabildo, etc).

El repique general que más campaneros concentraba en una torre era el de las 40 horas. Estos se iniciaban con el toque de las 11:30 y a continuación en el de las 12:00, que era ya repique general; con “sino” parado. A las 3:00 se volvía a repicar pero esta vez sólo con las campanas pequeñas o esquilas.

Otro toque peculiar en la ciudad eran los de calendas. Éste se ejecutaba con las campanas que no eran de volteo. En el caso de la torre de Santiago, con la “Gorda’ y la “Mediana’. Se iniciaba con toque muy suave, casi imperceptible hasta llegar a la máxima intensidad que el campanero podía imprimir, para, desde ese punto, reducir el ritmo paulatinamente hasta que se iniciaba el repique general en el que participaban, según los casos, entre 10 y 15 personas.

LOS CAMPANARIOS ECIJANOS SEGÚN SUS CAMPANAS.

I.- CAMPANAS EN ESPADAÑAS

  1. a) Rurales                                           10
  2. b) urbanas                                         33

II.- CAMPANAS EN TORRES.

Santa Cruz ………………………………. 9

Las Gemelas…………………………… .0

Ntra Sra. del Carmen ………………… 2

Santo Domingo …………………….     3

Santa Ana …………………..                4

Santa María ……………………         10

La Victoria…………………………         1

Santiago el Mayor …………….          6

San Gil ……………………………….       5

San Juan Bautista……………………… 8

TOTAL                                                 48

RESUMEN DE CAMPANAS.

Campanas en espadañas Rústicas 10

Campanas en espadañas Urbanas    33

Campanas en Torres                         48

Otras                                                       4

Total de campanas en Ecija             95

La Iglesia de San Fulgencio de la pedanía de Villanueva del Rey, no tiene espadaña pero sí una pequeña campana. Se encuentra colocada en una estructura metálica adosada al costado del edificio.

En el Museo Arqueológico de Santa María se encuentra expuesta la famosa campana verde, del siglo XV, que tiene el interés de reproducir el Pendón de Écija.

 

Posted On 20 Dic 2017

El Arte de Convivir. Por Marta Martínez. Propósitos que llenan el Alma

Un año más, llegados a estas fechas de Navidad, volvemos la mirada atrás, observamos cómo ha ido el año, todo lo que nos ha pasado, lo que hemos vivido y sentido e intentamos corregir, modificar e incluso aceptar aquellos aspectos que nos gustaron menos, que vimos como dificultades, que nos sirvieron, una vez más, para evolucionar en nuestro crecimiento personal. Y AGRADECIDA, constantemente y en todo momento, a la vida, por darme la oportunidad de vivirla y sentirla.
Mis propósitos son sencillos y los tengo presente cada día de mi vida, aquí te los presento en forma de árbol de Navidad para desearte unas FELICES FIESTAS.

AMA
CANTA
SONRIE
CELEBRA
ENAMÓRATE
DISFRUTA CADA DÍA
PERDONA, OLVIDA Y ACEPTA
FLUYE
VIVE
Gracias por compartir estos momentos conmigo!

Posted On 18 Dic 2017

140 años del nacimiento del “Bizco Pardal” por Juan Méndez Varo

El célebre cómico  José García, popularmente conocido por el “El Bizco Pardal”, natural de Écija y conocido por sus chascarrillos que le reportaron fama mundial, nació el 9 de septiembre de 1877 en la calle Molero, nº 5. Fue bautizado en la Iglesia Parroquial de Santa Cruz, a pesar de que otras versiones lo hacían natural de Sevilla.Pruebas documentales no dejan lugar a dudas de su nacimiento en la ciudad del Sol.

            Sí es cierto que “EL Bizco Pardal” se marchó con sus padres y una hermana a Sevilla, donde vivió en la calle Oviedo, nº 9. Su padre trabajócomo zapatero, y su hermana, en la fábrica de tabaco. Por su parte, “El Bizco Pardal” no tuvo oficio concreto, aunque realizó múltiples actividades: repartidor de carne, becerrista, bailaor, cantaor, cómico de taberna, etc. Su principal ilusión, no  obstante,  era ser torero, pero no llegó a destacar.El don que lo hizo célebre fue su capacidad como cómico, ocupación a la que no se dedicó de manera profesional, sino de forma espontánea en reuniones de amigos.

Según contaba Francisco Vargas González, popularmente conocido como“El Chato de la Campanera”, “El bizco” pasaba temporadas en Écija, pernoctando en casa de una de sus hermanas. En losmeses que pasaba en la ciudad astigitana siempre estaba rodeado de muchos amigos, con frecuencia en los bares, ambientes en los que era conocido por sus chistes y por su genio alegre y desenvuelto.  “El Chato de la Campanera” recuerda que solía asistir a todos los velatorios de que los que tenía conocimiento, si bien lo echaban de muchos de ellos por los escándalos que formaba.

Fue el propio Francisco Vargas quien propuso al Ayuntamiento de Écija la colocación de una placa en el lugar de nacimiento del popular cómico, y que hoy se puede ver en la puerta de su casa natal. Sin embargo, no quedó ahí su empeño:también propuso que la calle donde nació, Moleros, fuese rotulada con el nombre de “Bizco Pardal”, y así se hizo.

Francisco Vargas González fue aún más lejos y durante varios años organizó varias verbenas en memoria del célebre cómico, concretamente en la popular Callejuela del Cojo. En dichas verbenas tuvieron cabida actuaciones de grupos de sevillanas, cantaores locales y cómicos, así como pruebas deportivas y recreativas.

Si bien no existía una comisión organizadora específica para estos eventos,Francisco Vargas siempre contó con apoyo de todos los vecinos, que se prestaban a exornar sus fachadas con macetas y colgaduras. Especial contribución fue también la de la Asociación de Amigos de Écija y los Ecijanos en Madrid.  La verbena se celebraba en la vía pública y los actos eran gratuitos,dado que los artistas colaboraban de manera desinteresada. En una de las verbenas se anunció la presencia de dos conocidos cómicos que no pudieron actuar. Una señora comenzó a protestar porque no se había cumplido la intervención de los humoristas,amenazando con formular una denuncia contra los organizadores.  Alguien le indicó que Francisco Vargas era el organizador y muy enojada se dirigió a él con sus airadas protestas. Al señor Vargas lo único que se le ocurrió fue contestar que se pasara, en vista de tal eventualidad, por la “ventanilla”, donde le devolverían el dinero que ella había pagado por su entrada.

Posted On 07 Sep 2017

HABLAR POR HABLAR.- CINLANGO, SINLANGO, CIRLANGO… .- Francisco Martínez Calle

En la página 58 de mi libro Compendio de léxico ecijano (2016), en el apartado “Vocablos actuales característicos de Écija”, aparece definida la palabra cinlango, en los siguientes términos:

Cilango. Masculino.  Miembro viril.

Luego, se ejemplifica su uso con el siguiente texto:

-Fulano no tiene un duro ni donde caerse muerto.

            -Por eso sus niños van siempre desnudos con el cinlango al aire.

            Debo aclarar que, si al final opté por cinlango, muchas veces estuve tentado a escribir otras formas sinónimas tales como sinlango, sirlango, cirlango, sinlargo…

            Ninguna de las personas consultadas en su momento acerca de la palabreja supo decirme ni cuál era su origen ni cuál su pronunciación más extendida. No obstante, todos, unánimemente,  coincidían, en su significado. Desde que tuve conocimiento del vocablo, he prestado mi mayor atención para averiguar algo más acerca de su naturaleza fonética, pero reconozco que, hasta ahora, poco o nada he progresado.

            Y así estaban las cosas, cuando no hace mucho tiempo, curioseando en Internet, me topé con la escritora mexicana Pilar Montes de Oca, acerca de la cual figuran dos artículos: “¿Qué comemos los chilangos?” (2015) y “El chilanganario” (2014). El primero está constituido por una amplia y pormenorizada relación de los  alimentos preferidos por los chilangos; y el segundo, de contenido más diverso, viene a ser un conjunto de informaciones relativas a los rasgos característicos de estos ciudadanos.

            Motivado por el hallazgo y pensando que cinlango y chilango fuera vocablos emparentados, dada su composición fonética, consulté el Diccionario de la Lengua Española (2014), donde solo habla de chilango (pero no de cinlango):

“Chilango. Adjetivo, coloquial. Natural del Distrito Federal en México. Úsase también como sustantivo.”

Tras comprobar que entre nuestro cinlango ecijano y el chilango mexicano no existía relación ninguna, salvo su parecido sonoro, mi gozo, como suele decirse, cayó en un pozo. En definitiva, estoy como al principio: varias pronunciaciones para un término de uso local, cilango, sin ninguna relación con otra palabra, chilango, desconocida por la lengua española.

            Como resultado de todo lo anterior, confieso que me encuentro derrotado, pero no vencido. Tengo la certeza moral de que todas las palabras tienen un origen, surgen por alguna razón y en algún momento son útiles en la sociedad en que, por primera vez, vieron la luz.

 En consecuencia, seguiré, ojo avizor, a la espera de que alguien, el día menos pensado, me saque de mi ignorancia.

 

Francisco Martínez Calle.

 

 

 

Posted On 25 May 2017

LA FRAGUA.- ABISMO DEL SABER.- Juan Manuel Rivero

En el número 385 de éste que tienes en las manos el día once del once del dos mil dieciséis, opiné en el artículo, que Pedro Sánchez lo único que quería era hacer de los catalanes su primer diseño memorable para seguir en política e intentar llevar a cabo su puesta en valor que es seguir al frente del partido socialista, partido que él mismo se encargó de destruir en aquel momento, cuando se quedó solo y por dos veces tuvo que oír que no lo querían como presidente del gobierno.

Es cierto que tampoco cedió a las expectativas de Pablo Iglesias, en su afán de votarlo a costa de que hiciese un referéndum en Cataluña para que el pueblo catalán votara lo que tanto se jacta de querer, la independencia.

En aquel momento, el partido Socialista, ‘perfilaba a Pedro Sánchez como un traidor que parecía tambalearse al son de podemos, y éstos incluso se repartieron algunas carteras en directo y delante de las cámaras como si todo estuviera hecho. Fue una de las manifestaciones políticas más patéticas que he vivido en mucho tiempo.

Aquello pasó como se suele decir sin pena ni gloria y el partido descompuesto tras el varapalo de no llegar a ningún sitio, tuvo que verse flanqueado a través de una gestora que ha llevado a duras penas al partido a una nueva etapa con tres candidatos a la presidencia del partido…

Hoy Sánchez, después de aquellos avatares  (y de soltar a diestro y siniestro después de su salida del hemiciclo y de su lucha por la presidencia, aquello de que Cataluña es una nación, y que hay que diferenciarla de las demás regiones y de si patatín y patatán…)  está perfilando lo que dije con los catalanes, y espera coger buena parte de los apoyos de esa comunidad autónoma , que no nación, para poder desbancar a Susana que es la que tiene más  papeletas en el sobre para poder liderar el partido.

Pedro Sánchez, en su lucha encarnizada por ser de nuevo el líder sea como sea, ha pedido  a Patxi López que se una  a su causa para poder recabar más apoyos y liderar en las votaciones de finales de Mayo su lista y proclamarse de nuevo, líder del PSOE, y ahora una pregunta:   Pedro Sánchez, ¿por qué no dijo lo de Cataluña, lo de la nación, lo de que “un referéndum en Cataluña podía ser factible”, antes de salir con el rabo entre las patas? Porque uno cuando dice que Cataluña es una nación, y se subraya  en negrita como algo importante, si llegas a ser presidente del gobierno, o te comes tus palabras con papas o te enfrentas a la estupidez que dices por despecho. Aunque hay que tener presente que de nada sirve decir que Cataluña es una nación para quedar bien, porque ya sabemos lo de zapatero, lo de que  “se hará lo que salga del parlamento catalán…”! y en estos lodos estamos.

Claro que seguramente Pedro Sánchez sabía bien que diciendo eso, en ese momento no iba a tener ninguna oportunidad de hacer nada,  y saldría bien parado, pues iba a estar fuera de la causa presidencial, y todo queda en donde dije digo…que es a lo que están acostumbrados los políticos.

Pero qué pasa con los catalanes ahora? El gobierno tiene alguna puesta en marcha para lo que están tramando? Hay algo preparado, para las ocho mil urnas que han comprado? Sabemos si el ejército tiene alguna actividad para el día de hechos?  NO se asusten, que en Cataluña andan preguntando al personal si defenderían Cataluña a base de escopetazo limpio… ¿Qué va a pasar el día que el independentismo diga ahora vamos a las urnas?…

Pues no sabemos absolutamente nada, nadie sabe absolutamente nada, parece que el gobierno nos tiene acostumbrados a creer que tiene el pulso ganado a los que se saltan la ley, pero en realidad es un tira y afloja que existe aunque no lo sepamos, y ni los separatistas huyen de esa idea ni el gobierno nos hace ver con soltura que las cosas están perfectamente resultas en esa acción. Y es que como diría Charles Baudelaire: Saber y no saber, todo es lo mismo, porque el fin de la ciencia es el abismo.

Posted On 25 May 2017

MES DE MARÍA, LAS FLORES DE MAYO.- Juán Méndez Varo

El mes de mayo es el mes de las flores y el mes deMaría. Ha prevalecido ya en todo el orbe católico la santa ylaudable costumbre de consagrarlo todo entero a su culto.Consiste en ofrecer a María flores de esta bella estación de primavera.

El ejercicio del Mes de María fue ordenado en las escuelas públicas por disposición de la Junta Técnica del Estado de 9 de abril de 1937, y reiterado por Circular de la Jefatura de fecha 29 de abril 1938, obligándose este año en la zona nacional “en acción de gracias por la victoria concedida a nuestras armas en los campos ensangrentados de España” Igualmente en la referida circular, se dispuso “que los maestros asistieran en formación con sus alumnos, a celebrar los ejercicios en el templo parroquial que las autoridades eclesiásticas determinaran siempre que se realice dicho ejercicio durante la última media hora del horario escolar”. (Circular Jefatura del Servicio Nacional de Primera Enseñanza del Ministerio de Educación Nacional de fecha 29 de abril de 1939 (Boletín Oficial del Arzobispado 1939).

Durante los años sesenta esta práctica tuvo gran desarrollo: en los colegios, públicos y privados se alzaba un pequeño altar que era exornado con las flores que llevaban los alumnos. Estos se las ingeniaban para que el altar estuviera permanentemente adornado, y, para ello, hacían ramos de margaritas, amapolas y otras flores silvestres que recogían del campo o bien de las macetas que adornaban los bellos patios ecijanos.

En las imágenes vemos a los alumnos SAFA con sus populares “babys” azules en perfecta formación, frente a sendos altares levantados en los pasillos del centro escolar.

Independientemente de los colegios públicos y privados, en las Iglesias  tenían lugar con gran solemnidad este Mes de María: las Parroquias de Santiago, San Gil, Santa María y especialmente la Mayor de Santa Cruz celebraban con gran  esplendor este mes florido por excelencia. En la Parroquia de Santiago los cultos marianos tenían lugar en la capilla de la Divina Pastora, en el trascoro, mientras que en Parroquia de Santa Cruz el lugar elegidoera el altar de la Virgen del Valle, bellamente exornado y alumbrado.

Se nos viene a la memoria los escolares con guardapolvos cogidos de la mano de los compañeros camino de la iglesia cantando “Venid y vamos todos, con flores a porfía, con flores a María, que Madre Nuestra es”.

Memoria de una década, Écija 1960-1969, Juan Méndez Varo.

Posted On 25 May 2017

COSAS QUE PASAN.- MIRAR PARA OTRO LADO.- José de Pineda

Todos sabemos lo que significa esta vieja frase aunque José María Iribarren no haga mención de ella en su libro “El por qué de los dichos”, escrito en 1955 y que un amigo me lo ha hecho llegar. A partir de aquí, cuántas veces a lo largo de nuestra vida hemos hecho lo mismo que el título. Y yo me pregunto: por qué cuando vemos algo que no nos gusta, que nos puede comprometer o nos puede acarrear un serio disgusto poniendo en peligro incluso nuestra integridad física, si no miramos para otro lado y nos hacemos el longui. Podía poner mil ejemplos de esta actitud pero necesitaría diez espacios como éste, de modo que como casi siempre hago, dejo al libre albedrío de los amables lectores que todavía nos siguen, que den un rebobinado a su memoria e intenten recordar la de veces que se vieron envueltos en alguna situación comprometida.

Cuántas situaciones desagradables se podrían haber evitado si todos nosotros, y cuando digo todos digo todos, desde el primero al último de los políticos (de todos los partidos). Presidentes de gobiernos, ministros, alcaldes y todos los que comen de los mermados presupuestos o de la madre del cordero. Desde el primero al último de los jueces, fiscales, secretarios, abogados y hasta el último bedel. Desde el Santo Padre hasta el último sacerdote de cualquier pueblo perdido, pasando por todos los miembros y “miembras” de todas las congregaciones religiosas.  Y así desde la Sanidad, Educación y todos los estamentos oficiales que conforman el enorme entramado de nuestra débil y vulnerable administración pública.

Todo esto que escribo viene a colación por lo que está ocurriendo en nuestra frágil democracia estos días, aunque el problema viene por lo menos del tiempo de los romanos.  Pero ¿qué es lo que en realidad está pasando ahora para que salga a relucir tanta corrupción? Pues sencillamente que cuando un juez resentido como Eloy Velasco, anteriormente miembro del gobierno valenciano del PP, al no nombrarlo consejero de Justicia, quinto levanta, tira de la manta y al que le toque le tocó un pañuelo no sólo de color, sino marrón. Porque desgraciadamente estamos en manos de jueces así. Ahora ha sido Velasco, antes fue Garzón y pasado mañana vendrá otro que tire de una jodida vez de la sucia manta que cubre Andalucía.  Hay una canción religiosa que dice “Donde hay caridad hay amor”, y yo digo que donde hay dinero y descontrol interesado, hay corrupción. No hay peor ciego que el que no quiere ver. Por lo visto últimamente los traumatólogos no dan abasto tratando tortícolis de políticos que miraban para otro lado.

Ahora parece que se ha echado la veda y se va a dar caza a tanto lobo, lobo, lobo que andaba suelto en las malolientes madrigueras del poder. Esperemos que además de pagar judicialmente devuelvan hasta el último euro robado. De momento no van a la cárcel sólo los de PP, ya hay un Pujol en la trena. Espero que a partir de ahora sólo miremos para otro lado al cruzar la calle.

Posted On 25 May 2017

Salida procesional del Cristo de Confalón

La Real y Fervorosa Hermandad y Cofradía de Penitencia del Bienaventurado San Francisco de Paula, Sagrada Columna y Azotes, Santísimo Cristo de Confalón y Nuestra Señora de la Esperanza, establecida canónicamente en la iglesia del antiguo convento que perteneció hasta la exclaustración a la Orden de Mínimos de San Francisco de Paula venía celebrando los tradicionales cultos a sus Titulares. En 1963, el día 18 de marzo, tuvieron lugar las Siete Palabras, ocupando la Sagrada cátedra el Reverendo Padre Fray Javier Moreno, de la Orden de Predicadores de Jerez de la Frontera. Y el domingo 24 de este mes, último día de los cultos, la tradicional y Solemne Función Religiosa, llamada de “los labradores”, pues la intención principal es pedir una cosecha abundante.

A consecuencia de las fuertes lluvias caídas durante el siguiente año el templo quedó sensiblemente dañado por lo que la Hermandad no pudo llevar a cabo su tradicional salida procesional, ni celebrar el Septenario de las Siete Palabras, la función principal, la misa de todos los viernes ante su sagrada Imagen y el Triduo de Nuestra Señora de la Esperanza. También se suspendieron el Jubileo Circular y los cultos en honor de San Francisco de Paula, que la Marquesa de Peñaflor venía costeando a sus expensas.

En 1965 los Titulares y sus enseres fueron trasladados a la Parroquia de Santiago, compartiendo templo con la Hermandad del Santísimo Cristo de la Expiración hasta que fue reconstruido parcialmente el Convento de la Victoria.

La fotografía que ilustra este texto está tomada unos años antes del cierre del Convento de la Victoria, y en ella se aprecia el cambio de fisonomía de edificaciones ya desaparecidas de las calles Cambroneras y Victoria y Mendoza y los antiguos rótulos en cerámica de las vías dedicadas al General Franco y al General Queipo de Llano

La salida procesional la realizaba la Cofradía, a través de la puerta existente a los pies del templo. Con respecto al cortejo procesional se pueden ver algunas viejas costumbres como la presencia de la Guardia Civil, escoltando al “paso” con mosquetón, y a los costaleros con el capillo

recogido que no se llaman cuadrillas, sino “remuas”, no llevan capataces, sino hermanos martillo, no usan llamador, sino un martillo, y no le acompaña banda alguna, ni agrupación, ni filarmónica , sólo los “VIVAS” con acordes y con compas.

Fuente Memoria de una década: Écija, 1961-1969. Juan Méndez Varo

Posted On 03 Abr 2017

HABLAR POR HABLAR.- SOBRE CARCUNDIA Y TÉRMINOS SIMILARES.- FRANCISCO MARTÍNEZ CALLE

En el periódico Viva. El periódico de Écija, don Manuel Rodríguez, un periodista amigo mío, en su artículo “Instrucciones para un expolio”, de 20 de marzo de 2015, utilizó el término carcunda. Sorprendido por el vocablo, por mí nunca oído,  trato de inmediato de averiguar algo acerca de él. El diccionario académico, (DRAE, 2001), lo define así:

“Carcunda: (Del gallego portugués carcunda, designación de los absolutistas en las luchas políticas portuguesas de principios del siglo XIX): Adjetivo despectivo,  carlista y, por extensión, persona de actitudes retrógradas. Úsase también como sustantivo”.

Pero una vez satisfecha mi curiosidad sobre carcunda, me quedaba  la duda acerca de cuál sería su relación con carcundia, palabra fonéticamente muy próxima a la anterior y que, casualmente, sí me sonaba. Y como esta última no figura en los diccionarios al uso, recurro a la enciclopedia Wikipedia donde efectivamente aparece la definición de carcundia, muy parecida a la de carcunda,  y, además, añade otras interesantes informaciones que sintetizo:

“En lugar de carcundia se suele utilizar carca, que es la forma sincopada”.

 “Carcundia se aplicaba de forma extensiva en el siglo XIX a cualquier actitud política retrógrada o reaccionaria e incluso conservadora”.

“Es similar al término trabucaire (‘clérigo armado con un trabuco’)”.

“En el siglo XX, en el periodo de entreguerras (1918-1939), era equivalente a facha”.

Pues, aun tratándose de modestísimos descubrimientos léxicos, no puedo evitar el sentimiento de satisfacción al constatar, primero, la identidad de significados entre carcunda y carcundia; y, segundo, la equivalencia entre ambos términos y trabucaire, carca  y facha, estos últimos más usuales, aunque todos por igual  de carácter netamente despectivo.

Hablar (y escribir) bien nunca fue fácil; pero tenemos la obligación de intentarlo. Para ello, nada mejor que empezar por conocer lo mejor posible el léxico de la lengua española y, luego, usarlo con la debida propiedad, como el buen uso nos demanda.

Agradezco, pues, a mi amigo Manuel Rodríguez el empleo, en su artículo del pasado marzo, del término carcunda, ya que con ello ha suscitado mi curiosidad por dicho  vocablo y, de paso, me ha enriquecido con el conocimiento de otros términos sinónimos, algunos de pleno uso en la actualidad.

Posted On 25 Ene 2017