MES DE MARÍA, LAS FLORES DE MAYO.- Juán Méndez Varo

El mes de mayo es el mes de las flores y el mes deMaría. Ha prevalecido ya en todo el orbe católico la santa ylaudable costumbre de consagrarlo todo entero a su culto.Consiste en ofrecer a María flores de esta bella estación de primavera.

El ejercicio del Mes de María fue ordenado en las escuelas públicas por disposición de la Junta Técnica del Estado de 9 de abril de 1937, y reiterado por Circular de la Jefatura de fecha 29 de abril 1938, obligándose este año en la zona nacional “en acción de gracias por la victoria concedida a nuestras armas en los campos ensangrentados de España” Igualmente en la referida circular, se dispuso “que los maestros asistieran en formación con sus alumnos, a celebrar los ejercicios en el templo parroquial que las autoridades eclesiásticas determinaran siempre que se realice dicho ejercicio durante la última media hora del horario escolar”. (Circular Jefatura del Servicio Nacional de Primera Enseñanza del Ministerio de Educación Nacional de fecha 29 de abril de 1939 (Boletín Oficial del Arzobispado 1939).

Durante los años sesenta esta práctica tuvo gran desarrollo: en los colegios, públicos y privados se alzaba un pequeño altar que era exornado con las flores que llevaban los alumnos. Estos se las ingeniaban para que el altar estuviera permanentemente adornado, y, para ello, hacían ramos de margaritas, amapolas y otras flores silvestres que recogían del campo o bien de las macetas que adornaban los bellos patios ecijanos.

En las imágenes vemos a los alumnos SAFA con sus populares “babys” azules en perfecta formación, frente a sendos altares levantados en los pasillos del centro escolar.

Independientemente de los colegios públicos y privados, en las Iglesias  tenían lugar con gran solemnidad este Mes de María: las Parroquias de Santiago, San Gil, Santa María y especialmente la Mayor de Santa Cruz celebraban con gran  esplendor este mes florido por excelencia. En la Parroquia de Santiago los cultos marianos tenían lugar en la capilla de la Divina Pastora, en el trascoro, mientras que en Parroquia de Santa Cruz el lugar elegidoera el altar de la Virgen del Valle, bellamente exornado y alumbrado.

Se nos viene a la memoria los escolares con guardapolvos cogidos de la mano de los compañeros camino de la iglesia cantando “Venid y vamos todos, con flores a porfía, con flores a María, que Madre Nuestra es”.

Memoria de una década, Écija 1960-1969, Juan Méndez Varo.

Posted On 25 May 2017

COSAS QUE PASAN.- MIRAR PARA OTRO LADO.- José de Pineda

Todos sabemos lo que significa esta vieja frase aunque José María Iribarren no haga mención de ella en su libro “El por qué de los dichos”, escrito en 1955 y que un amigo me lo ha hecho llegar. A partir de aquí, cuántas veces a lo largo de nuestra vida hemos hecho lo mismo que el título. Y yo me pregunto: por qué cuando vemos algo que no nos gusta, que nos puede comprometer o nos puede acarrear un serio disgusto poniendo en peligro incluso nuestra integridad física, si no miramos para otro lado y nos hacemos el longui. Podía poner mil ejemplos de esta actitud pero necesitaría diez espacios como éste, de modo que como casi siempre hago, dejo al libre albedrío de los amables lectores que todavía nos siguen, que den un rebobinado a su memoria e intenten recordar la de veces que se vieron envueltos en alguna situación comprometida.

Cuántas situaciones desagradables se podrían haber evitado si todos nosotros, y cuando digo todos digo todos, desde el primero al último de los políticos (de todos los partidos). Presidentes de gobiernos, ministros, alcaldes y todos los que comen de los mermados presupuestos o de la madre del cordero. Desde el primero al último de los jueces, fiscales, secretarios, abogados y hasta el último bedel. Desde el Santo Padre hasta el último sacerdote de cualquier pueblo perdido, pasando por todos los miembros y “miembras” de todas las congregaciones religiosas.  Y así desde la Sanidad, Educación y todos los estamentos oficiales que conforman el enorme entramado de nuestra débil y vulnerable administración pública.

Todo esto que escribo viene a colación por lo que está ocurriendo en nuestra frágil democracia estos días, aunque el problema viene por lo menos del tiempo de los romanos.  Pero ¿qué es lo que en realidad está pasando ahora para que salga a relucir tanta corrupción? Pues sencillamente que cuando un juez resentido como Eloy Velasco, anteriormente miembro del gobierno valenciano del PP, al no nombrarlo consejero de Justicia, quinto levanta, tira de la manta y al que le toque le tocó un pañuelo no sólo de color, sino marrón. Porque desgraciadamente estamos en manos de jueces así. Ahora ha sido Velasco, antes fue Garzón y pasado mañana vendrá otro que tire de una jodida vez de la sucia manta que cubre Andalucía.  Hay una canción religiosa que dice “Donde hay caridad hay amor”, y yo digo que donde hay dinero y descontrol interesado, hay corrupción. No hay peor ciego que el que no quiere ver. Por lo visto últimamente los traumatólogos no dan abasto tratando tortícolis de políticos que miraban para otro lado.

Ahora parece que se ha echado la veda y se va a dar caza a tanto lobo, lobo, lobo que andaba suelto en las malolientes madrigueras del poder. Esperemos que además de pagar judicialmente devuelvan hasta el último euro robado. De momento no van a la cárcel sólo los de PP, ya hay un Pujol en la trena. Espero que a partir de ahora sólo miremos para otro lado al cruzar la calle.

Posted On 25 May 2017

Salida procesional del Cristo de Confalón

La Real y Fervorosa Hermandad y Cofradía de Penitencia del Bienaventurado San Francisco de Paula, Sagrada Columna y Azotes, Santísimo Cristo de Confalón y Nuestra Señora de la Esperanza, establecida canónicamente en la iglesia del antiguo convento que perteneció hasta la exclaustración a la Orden de Mínimos de San Francisco de Paula venía celebrando los tradicionales cultos a sus Titulares. En 1963, el día 18 de marzo, tuvieron lugar las Siete Palabras, ocupando la Sagrada cátedra el Reverendo Padre Fray Javier Moreno, de la Orden de Predicadores de Jerez de la Frontera. Y el domingo 24 de este mes, último día de los cultos, la tradicional y Solemne Función Religiosa, llamada de “los labradores”, pues la intención principal es pedir una cosecha abundante.

A consecuencia de las fuertes lluvias caídas durante el siguiente año el templo quedó sensiblemente dañado por lo que la Hermandad no pudo llevar a cabo su tradicional salida procesional, ni celebrar el Septenario de las Siete Palabras, la función principal, la misa de todos los viernes ante su sagrada Imagen y el Triduo de Nuestra Señora de la Esperanza. También se suspendieron el Jubileo Circular y los cultos en honor de San Francisco de Paula, que la Marquesa de Peñaflor venía costeando a sus expensas.

En 1965 los Titulares y sus enseres fueron trasladados a la Parroquia de Santiago, compartiendo templo con la Hermandad del Santísimo Cristo de la Expiración hasta que fue reconstruido parcialmente el Convento de la Victoria.

La fotografía que ilustra este texto está tomada unos años antes del cierre del Convento de la Victoria, y en ella se aprecia el cambio de fisonomía de edificaciones ya desaparecidas de las calles Cambroneras y Victoria y Mendoza y los antiguos rótulos en cerámica de las vías dedicadas al General Franco y al General Queipo de Llano

La salida procesional la realizaba la Cofradía, a través de la puerta existente a los pies del templo. Con respecto al cortejo procesional se pueden ver algunas viejas costumbres como la presencia de la Guardia Civil, escoltando al “paso” con mosquetón, y a los costaleros con el capillo

recogido que no se llaman cuadrillas, sino “remuas”, no llevan capataces, sino hermanos martillo, no usan llamador, sino un martillo, y no le acompaña banda alguna, ni agrupación, ni filarmónica , sólo los “VIVAS” con acordes y con compas.

Fuente Memoria de una década: Écija, 1961-1969. Juan Méndez Varo

Posted On 03 Abr 2017

HABLAR POR HABLAR.- SOBRE CARCUNDIA Y TÉRMINOS SIMILARES.- FRANCISCO MARTÍNEZ CALLE

En el periódico Viva. El periódico de Écija, don Manuel Rodríguez, un periodista amigo mío, en su artículo “Instrucciones para un expolio”, de 20 de marzo de 2015, utilizó el término carcunda. Sorprendido por el vocablo, por mí nunca oído,  trato de inmediato de averiguar algo acerca de él. El diccionario académico, (DRAE, 2001), lo define así:

“Carcunda: (Del gallego portugués carcunda, designación de los absolutistas en las luchas políticas portuguesas de principios del siglo XIX): Adjetivo despectivo,  carlista y, por extensión, persona de actitudes retrógradas. Úsase también como sustantivo”.

Pero una vez satisfecha mi curiosidad sobre carcunda, me quedaba  la duda acerca de cuál sería su relación con carcundia, palabra fonéticamente muy próxima a la anterior y que, casualmente, sí me sonaba. Y como esta última no figura en los diccionarios al uso, recurro a la enciclopedia Wikipedia donde efectivamente aparece la definición de carcundia, muy parecida a la de carcunda,  y, además, añade otras interesantes informaciones que sintetizo:

“En lugar de carcundia se suele utilizar carca, que es la forma sincopada”.

 “Carcundia se aplicaba de forma extensiva en el siglo XIX a cualquier actitud política retrógrada o reaccionaria e incluso conservadora”.

“Es similar al término trabucaire (‘clérigo armado con un trabuco’)”.

“En el siglo XX, en el periodo de entreguerras (1918-1939), era equivalente a facha”.

Pues, aun tratándose de modestísimos descubrimientos léxicos, no puedo evitar el sentimiento de satisfacción al constatar, primero, la identidad de significados entre carcunda y carcundia; y, segundo, la equivalencia entre ambos términos y trabucaire, carca  y facha, estos últimos más usuales, aunque todos por igual  de carácter netamente despectivo.

Hablar (y escribir) bien nunca fue fácil; pero tenemos la obligación de intentarlo. Para ello, nada mejor que empezar por conocer lo mejor posible el léxico de la lengua española y, luego, usarlo con la debida propiedad, como el buen uso nos demanda.

Agradezco, pues, a mi amigo Manuel Rodríguez el empleo, en su artículo del pasado marzo, del término carcunda, ya que con ello ha suscitado mi curiosidad por dicho  vocablo y, de paso, me ha enriquecido con el conocimiento de otros términos sinónimos, algunos de pleno uso en la actualidad.

Posted On 25 Ene 2017

LA FRAGUA.- JUAN M. RIVERO .- QUEDARSE SIN TI

La muerte vino cuando el trigo a una cuarta, resoplaba con fiereza en los campos la libertad del pan. La muerte llegó, bajando las escaleras de un juzgado que derrochaba misterio y dudas de sentencias. El silencio, gritó las incertidumbres de una mecedora oculta en los rincones donde  esquivabas los misterios de un mutismo inquebrantable.

Tu silencio llegó despacio, hiriendo los huesos, como el dolor de un costalero que tiene un recorrido de verdades…Y después de una lucha encarnizada  por resurgir, igual que Aquiles, que era invencible, insuperable y rápido en todos sus actos, tuviste tu flecha envenenada en un talón que no merecía tal destino, y caíste en la realidad de un suspiro que hirió el sentido de tu vida.

Si tú supieras hoy, que quienes te admirábamos, estamos ganados en la realidad de tu silencio, si tú supieras hoy que quienes han pasado por tu casa, recuerdan el aroma de un aliento en tu silla preferida. Si tú supieras hoy, que una ninfa está buscando la sonrisa que dominaba las esferas del camino. Si tú supieras que ni el frío de este invierno, es capaz de hacer escarcha en las aristas diminutas, de una hoja que vaga en tu lindera de tierra y de rastrojo. Si tú supieras Alejandro, que el sentido de mi pueblo sin ti, ha quedado despeñado en las entrañas que buscaban tu refugio…

Hoy de nuevo me llaman las calles a voces, para recordar tu nombre entre otros que se fueron jóvenes como tú, hoy cuando ya nos estás,  y dormitan tus recuerdos entre los paraísos y la arboleda que veías desde tu morada vespertina, hoy que el campo enfrentado en tu mirada sigue su ritmo de melodía y de verde colorido.

Los hombres en su razón de ser, tienen gravados en su sien desde un aritmético esquema que el nacimiento nos depara, la fórmula específica para poder retener el bien y compartirlo a los demás, la fórmula para ver siempre en los demás la verdadera humildad que poseen y ayudarles en lo que se les pueda, y orientarles en lo inestable de sus vidas, y tú Alejandro,  desde siempre y sobre todo desde tu trabajo como abogado, has sabido llevar ese referente que Dios nos manda a todos, pero que pocos somos capaces de ver,  a quienes fueron en tu busca para que la carga emocional, o social, o personal que llevaban y que te relataban fueran más livianas y sutiles, y desde tu casa resurgiéramos con la incertidumbre despejada, y con la idea mucho más clara de las cosas.

Sabemos que los negocios no salieron como siempre se esperaban, pero eso nos ha pasado a todos en los distintos departamentos y quehaceres que hemos sostenido, la suerte es algo elemental en la vida, y para ti, la suerte de tu negocio más importante que era, el de la pasión por vivir, es la que menos ha estado presente a la hora de rendir cuentas, y no pudiste  presentar el balance de resultados más emocional de cuantos uno pueda hacer  en vida, que era el de la felicidad.

        Fuiste siempre un hombre del pueblo eso lo sabemos todos,  cuando en el teleclub, en aquellos comienzos, tu persona estaba ligada siempre a los viajes a Sevilla, a pedir discos y libros en diputación o donde fuera, e intentaste que todo aquello que un grupo de jóvenes quería tener en nuestro pueblo, se llevase a cabo buscando material y equipos para el disfrute de todos.

   Fuiste un hombre del pueblo cuando estabas defendiendo  como Consejero del Consejo Escolar de Andalucía por el grupo de representantes de Padres de Alumnos de Centros Públicos,  todo aquello que te llegaba,  y sin poner duda alguna,  defendías la postura de los alumnos. Fuiste un hombre del pueblo, cuando alguien te pedía ayuda y tú, sin mediar palabra estabas para todo, fuiste un hombre del pueblo cuando desde tu situación y tu trabajo en el gabinete de abogados, llegaba alguien y tu trabajo estaba siempre por encima de cualquier cosa, y lo demás ya se pondría cuando se pudiera, fuiste un hombre del pueblo cuando intentabas ayudar a mucha gente con sus hijos a que estudiasen, fuiste un hombre del pueblo cuando, te movilizabas e ibas en busca de los que querían  auxilio incluso fuera de España…

Por eso yo quiero recordarte hoy en nombre de todos, porque sé  y lo sé bien, que todos hemos sentido esta muerte con la rotundidad de perder a un hombre que necesitábamos para nosotros.  Por eso te imaginaremos siempre sentado en tu retiro preferido, mirando siempre el horizonte, a donde se ponía el sol,  y te recordaremos desde tu pueblo de El Campillo-La Luisiana, con una biografía intachable y clara, estés donde quiera que estés.

 

 

 

 

 

 

Posted On 23 Ene 2017

COSAS QUE PASAN.- JOSÉ DE PINEDA.- NOMBRES Y APELLIDOS

José de Pineda

Escribir sobre los nombres y, sobre todo, de los apellidos curiosos de ciertos personajes públicos así como lo increíble del parecido tanto físico como psíquico, incluida la condición del sujeto y lo paradójico de su sino, me va a suponer todo un reto que espero solventar de la mejor manera. Pido disculpas que no perdón, por si alguien se siente ofendido y se ve reflejado en algunos de estos apellidos, cada uno tiene los que sus padres les dejaron como parte de herencia. Bien es verdad que algunos se los cambian para evitar situaciones bochornosas.

He aquí algunos. Por ejemplo, el podemita Juan Carlos Monedero = dinero negro, defraudador y demagogo. Gabriel  Rufián, político charnego de Ezquerra Republicana de Cataluña (ERC) que cada vez que habla en el Parlamento sube el pan. Todos los rufianes tienen la misma cara, con barbas y sin ellas. Otro político que estaba el pobre predestinado, José Luis Rodríguez  Zapatero, (a tus zapatos) remendón, chapucero y embustero. Ana Camelo, concejala también podemita en el Ayuntamiento de Cádiz, especialistas en buscar problemas donde no los hay. Ha organizado un curso con dinero público que no tienen para mujeres desempleadas y maltratadas, donde una de las materias está dedicada a la estimulación del clítoris por ser esta una práctica de una gran autoestima que ayuda a encontrar trabajo y a defenderse de sus maltratadores. (¡Manda clítoris! Digo, huevos). Otro apellido curioso, y sobre esto daría para escribir un libro, el de aquel recordado doctor que se llamaba Sánchez-Malo.

Estos son algunos de los que recuerdo en el momento de escribir esta columna. Confío en que cada lector añada a esta pequeña relación algunos más y si tienen a bien, me los hagan llegar por si surge una segunda parte sobre este tema.

Antes los apellidos eran otra cosa ¿verdad? No sé por qué, pero de los Fernández, Pérez, Ruiz, González, Jiménez Rodríguez, etc… Además antes se casaban las gentes con vecinos del pueblo con lo que los apellidos se repetían mucho, o sea, Pérez García, Fernández, López.  Ahora un luisianero, ecijano, fontaniego o carrosaleño se junta (que no se casa) con una del País Vasco, catalana, rumana o peruana, contando que no conozca a una alemana o finlandesa. Entonces es cuando ya se arma el Belén. Y después de estas “juntiñas”, como dice mi amigo Antonio, vienen esos nombres rarísimos que la gente moderna le da por ponerle a sus criaturitas. No sé si fue con la llegada de la democracia o con tantos canales de televisión donde esos nombres proliferan y se ponen de moda. Hemos pasado de llamarnos Pepe, Francisco, Manuel, Antonio o Rafael, con sus correspondientes compuestos, a esos semisantorales rarísimos y que a algunos nos cuesta tanto memorizar y por supuesto nombrar: Jairo, Neymar, Alan, Aitor, Ion, Hugo,… Por parte femenina, tres cuartos de lo mismo: de las María, Carmen, Dolores, Rosario o Manuela, pasamos a las Nerea, Ainara, Saray, Maya, Leire o  Jésica. Y paro porque no tengo más espacio. Que ustedes lo nombren bien.

Posted On 23 Ene 2017

La Procesión votiva con la imagen de San Pablo

293 

Cronistas e investigadores afirman que Écija fue evangelizada por el mismo San Pablo. La antigua Astigi, la Écija de hoy, rivalizó con Tarragona en sus recuerdos paulinos. Tenemos que reseñar que San Pablo, es Patrón de Écija. La festividad  de nuestro patrón esta un tanto oscurecida y no cuenta en la actualidad con hermandad propia pese a tener aprobadas sus Reglas por el Arzobispado de Sevilla, con fecha 29 de enero de 1913. La primera junta directiva de la “Hermandad de San Pablo, Apóstol por la Conversión de los pecadores”, estaba constituida por los siguientes señores: hermano mayor, José Fernández de Córdoba y Castrillo, secretario-administrador Federico Fernández de Bobadilla y González de Aguilar, y consejeros Andrés Fernández de Valderrama y Parejo yFernando González de Aguilar y Núñez de Villavicencio.

Según las reglas en su artículo 2º,  se dice que “podrán pertenecer a ella todos los fieles cristianos de uno y otro sexo que hayan hecho su primera comunión y vivan cristianamente”. En el capítulo II.  En el apartado de Obligaciones de los hermanos  se recoge  que los hermanos deben “trabajar con todo celo por la conversión de los pecadores, promoviendo principalmente la santificación de las fiestas, la comunión Pascual y la enseñanza del catecismo; y en sus oraciones, misas y comuniones pedir de una manera particular por estas dichas intenciones”.  Cada año el día veinticinco de enero, en que celebra la Santa Madre Iglesia la Conversión del señor San Pablo, los hermanos debían comulgar en la misa solemne en la iglesia de Santa Bárbara ante la imagen y asistir en dicho día con la mayor devoción a la procesión que hace la ciudad para trasladar la imagen y reliquia de Santo Patrón a la Iglesia de Santo Domingo y asistir también a la Misa solemne en cumplimiento del voto hecho por la ciudad en 1436. También se establecía como obligaciones de los hermanos ”contribuir cada año con una peseta a los gastos de la hermandad”.

Día festivo para la ciudad fue el  25 de enero de 1963,  con  la celebración de los actos conmemorativos del XIX centenario de la llegada a España de San Pablo. La ciudad se engalanó especialmente con dicho motivo. Se iniciaron los actos en la Iglesia de Santa Bárbara,  con la asistenciadel obispo auxiliar monseñor José María Cirarda. En esta ceremonia se procedió a  bendecir el nuevo “paso” del Patrón, ofrenda del municipio astigitano.

A continuación se organizó la tradicional procesión con la asistencia de autoridades civiles y militares, y  la del obispo auxiliar, acompañado del clero secular y regular. Figuraban también representaciones de Hermandades de Gloria y Penitencia y la Policía Municipal que presentaba uniformes de gran gala. La procesión partió de la Iglesia de Santa Bárbara para tomar la Plaza de España, Más y Prat, Santa Cruz y Almonas, hasta llegar al Convento de San Pablo y Santo Domingo. El templo se encontraba bellamente exornado teniendo lugar el solemne medio pontifical interpretándose la misa a cuatro voces mixtas, que fue dirigida por el coadjutor de la Parroquia de Santiago, Ramón González Montaño. Celebró la misa solemne, Fernando Torralba y García Soria; subdiácono de honor, Francisco Begines, párroco de San Gil; de presbítero. Rogelio Rodríguez Naranjo; asistente al trono, Rafael Rodríguez Remesal, y comentador y organizador de los actos, el párroco de la Iglesia de Santa María, Esteban Santos Peña.

Al terminar el Evangelio, el obispo se dirigió a los fieles glosando al Santo Patrón, en la conmemoración del XIX centenario de la venida a España, y de su estancia en Tarragona y Écija. Seguidamente se dio lectura al documento en el que se acredita y relata el milagro del Santo Apóstol. Después de terminado el solemne medio pontifical, nuevamente se organizó la comitiva, que en rogativa recorrió las calles de la ciudad, para regresar al Templo de Santa Bárbara.

 Fuente: MÉNDEZ VARO, Juan. Memoria de una Década 1960-1969. OSTOS Y OSTOS, Manuel.San Pablo Apóstol y la ciudad de Écija (tercera reedición 1984)

Posted On 23 Ene 2017

Juan Méndez Varo.- La Fuente de las Ninfas del “Salón”

Aprobadas las obras de reforma de la Plaza de España por la Comisión Provincial de Monumentos de Sevilla, en la década de los sesenta el Ayuntamiento de la ciudad encargó a Ricardo Comas Fagundo, una fuente luminosa para colocarla en el espacio dejado tras el derribo del popular kiosco de la música. El “tablao de la música,”  como también se conocía, había sido renovado por la Hermandad del Santísimo Cristo de la Salud, con la construcción de uña artística baranda y una marquesina de hierro fundido y troquelado, sobre la plataforma ya existente en la Plaza.

fuente-de-las-ninfas-ii

La maqueta de la nueva fuente, inspirada en la legendaria de las Ninfas a que se refiere Vélez de Guevara en su Diablo Cojuelo, fue expuesta a la opinión pública.

La fuente de piedra caliza se alzó en la Plaza, no sin contratiempos y retrasos. Por fin, en 1965, la fuente quedó concluida, descubriéndose las cuatro ninfas, que portan sobre el hombro derecho un cántaro, por el que fluye el agua; y en la mano izquierda, las producciones agrícolas de la población: olivo, algodón, trigo y maíz. Por el borde de la taza superior se grabó el siguiente texto: “Se construyó (en el año del) señor de 1965, siendo Jefe del Estado el Excmo. Sr. D. Francisco Franco Bahamonde, Gobernador Civil de la Provincia D. José Utrera Molina y Alcalde de la ciudad D. Joaquín de Soto Ceballos.”

Las obras se ejecutaron siendo delegado de la Comisión de Urbanismo, Román Castelo Ortiz, el cual además de la traza de esta fuente, tenía en proyectoadecentar las restantes de la ciudad, es decirla de Puerta Osuna, Puerta Cerrada y la Concepción (Gemelas). Con respecto a la de Colonel proyecto iba más lejos, dado quepretendía rematar con una estatua del descubridorde América, Cristóbal Colón. (1)

Como se sabe, en el año 1998, con motivo de las obras de la Plaza Mayor fuente de las ninfas fue desmantelada y trasladada a las naves municipales.

 

 

(1)  Revista Écija. abril 1963.

Fuente: Memoria de una década: Écija 1960-1969. Juan Méndez Varo

Posted On 28 Nov 2016

Cosas que pasan.- Cita previa (y II).- José de Pineda

José de Pineda

En el artículo anterior nos quedamos en la barbería esperando turno. Era el mes de agosto y ya estamos en septiembre. De aquí a nada otra vez los mantecados, casi ná con la que está cayendo. Decía que en las largas esperas se hablaba de todo menos de política, ahora es al revés. Al igual que los arreglos que se hacen ahora la gente nueva con esas enormes crestas de colores y esos surcos que los peluqueros modernos les hacen en la mollera a los chavales que parecen indios papúas, además de unos premeditados trasquilones a gusto del consumidor. Sin olvidar  la moda de esa barba de aspecto despreocupado pero que se ha cuidado hasta el último detalle y que atiende al nombre de “hipster”.

Y para terminar con los barberos les voy a contar un caso que se dio aquí en la comarca. Llegaba a la barbería todos los días un señor y le preguntaba al maestro que cuántos había. Este le respondía con los que había en aquel momento esperando y el buen señor se marchaba.   Al día siguiente, la misma faena. Así estuvo una semana hasta que el maestro mosqueado le dijo al aprendiz (figura desaparecida) que siguiera al supuesto cliente a ver lo que hacía después de preguntar. Al  regreso, el mozo le detalla pormenorizadamente lo ocurrido.

-Mire usted, cuando sale de aquí, se va a una floristería, compra un ramo de flores y se mete en su casa.

-¿Y eso es todo? –le preguntó el maestro.

-¿Le parece a usted poco? ¡Se mete en su casa! En la de usted, maestro…

Antes del gran invento de la cita previa existía la costumbre de pedir la vez. Llegabas a cualquier comercio, tienda de ultramarinos, pescadería, panadería, churrería,… y  aparte de dar los buenos días (costumbre también perdida), decías “quién es la última” y a esperar tu turno, una norma no escrita que todavía se sigue en los pequeños negocios de algunos pueblos. Sin embargo, en las grandes superficies, aparte de engañarte en los precios con tanta segunda unidad en cuanto te descuidas, en algunas secciones han colocado unos aparatos la mar de prácticos que con sólo un tironcito sacas un trocito de papel con un número que a su vez aparece en una pantalla y aquí sí que se acabó la conversación, cada uno a lo suyo y adiós muy buenas.

Luego está lo de las reservas que es otra variante de las citas previas. Si quieres ir a un hotel o restaurante de medio pelo, si no has reservado antes con dos meses de antelación, no tienes nada que hacer. Si el establecimiento es de pelo entero, o sea de estrellas Michelín, hazlo con dos o tres años de antelación, de lo contrario te quedarás con las ganas de probar el plato de moda con todas sus deconstrucciones  y la leche que mamaron incluidas. Pero como no hay mal que por bien no venga, tú no irás a estos lujosos sitios, pero tu cartera te lo agradecerá eternamente. Seguro.

Posted On 15 Nov 2016

Hablar por hablar.- También hay perros jarochos.- Francisco Martínez Calle

Francisco Martínez CalleSon las nueve de la mañana y, como todos los sábados, espero a Pablo para desayunar. Para desayunar, hablar de nuestras cosas y de nuestros asuntos comunes, pasear a los perros y, en fin, gastar amablemente nuestro tiempo de jubilados.

            -Francisco, si te parece bien –me propone Pablo-, mientras abren el bar, podríamos visitar el parque de perros, construido recientemente por el Ayuntamiento.

            -Eso está hecho –concedo-, pues también yo tengo ganas de conocerlo.

Ya en el parque, la impresión que tenemos ambos no es muy buena. Varias personas se creen con derecho a soltar a sus perros, los cuales, en plena libertad, aprovechan para correr, saltar, ladrar… y, como era de esperar, agredir a los más pequeños, tímidos y débiles.

-Nos vamos a tener que ir de aquí –me susurra Pablo-, porque hay dos o tres perros jarochos que no dejan vivir a los demás.

-Estoy de acuerdo –le respondo, absolutamente incómodo, por la actitud de los caninos a los que mi amigo, él sabrá por qué,  llama jarochos.

Ya en el desayuno, lejos del parque canino, mucho más relajados, me dirijo a Pablo con el fin de cerciorarme:

-Pablo, ¿cómo has llamado antes a esos perros insociables, que ahora no lo recuerdo?

-Pues jarochos, como lo que son; es decir, perros agresivos, desobedientes, sinvergüenzas…

-¿Es usual esa palabra en Écija? –le pregunto, con la seguridad de no haberla oído jamás.

-En mi familia por lo menos –aclara Pablo-, siempre la hemos utilizado, cuando ha sido necesario, tanto  para los perros como para las personas…

Terminado el desayuno, me dirijo a casa con el propósito de no olvidar la palabreja, la cual ha despertado mi interés. Una vez allí, sin ninguna dilación, consulto el Diccionario de la Lengua Española (2014) y, efectivamente, allí aparece el exótico vocablo y su primera significación:

Jarocho, cha. adj. Dicho de una persona: De modales bruscos, descompuestos y algo insolentes.

Avivada entonces mi curiosidad por el hallazgo, me atrevo con el Vocabulario Andaluz (1998), que por cierto, tampoco me decepciona:

Jarocho, cha. adj. Campante, terne, fresco.

“De le enfermedad quedó tan jarocho.”

En mi fuero interno doy las gracias a Pablo, por proporcionarme una palabra tan sencilla y tan nuestra, como jarocho, para definir, entre otras cosas, el carácter de algunos de los perros del parque canino recién construido. Por ser tan sencilla y tan nuestra, nada tiene que envidiar el término a esa riada de anglicismos, la mayoría injustificados,  que diariamente invaden nuestra hermosa lengua española.

Posted On 15 Nov 2016