95 590 47 71 - 619 85 03 89 info@ecijadigital.es

COSAS QUE PASAN.- DESAGRADECIDOS.- José de Pineda

pepe pineda-00674El Quijote decía: “De gente bien nacida es agradecer los beneficios que recibe”. Ahora decimos: “De bien nacidos es ser agradecidos”, y así hasta mil refranes que podíamos aplicar al título de este artículo.
¿Porqué nos costará tanto dar las gracias? Agradecer cuando alguien nos hace un favor que muchas de las veces es de vital importancia. Cuando nos hacen un regalo o simplemente nos ceden el paso. ¿Qué condición es la que nos impide comportarnos de esta manera y no reconocer los favores recibidos para así no tener que dar las gracias? A veces, más que personas parecemos animales, sin ofender a estos que posiblemente los haya más agradecidos que sus amos.
Será cuestión de la educación recibida o en estos casos, no recibida. Será cuestión de principios, o será sencillamente puro egoísmo el que nos hace tener este comportamiento. No tenemos en cuenta que hay mucha gente bienintencionada y agradecida que va por la vida procurando hacerle la existencia a sus convecinos lo más agradable posible y además, desinteresadamente, que sólo con una sonrisa y un simple gracias se sienten pagados y satisfechos.
Antes los dependientes de cualquier comercio, bar o restaurante te daba las gracias cuando pagabas la cuenta. Ahora no sé si será porque los sueldos son bajos y los horarios se dilatan en exceso, la atención recibida deja mucho que desear. Lo mismo ocurre en los organismos públicos, donde en contadas ocasiones los funcionarios tienen un comportamiento correcto.
Otro viejo refrán dice: “No hagas favores y no tendrás desengaños”. Esto fue lo que le pasó a un conocido que trabajaba en una entidad bancaria y estuvo unos pocos de años haciéndole favores a un amigo, pero un día no pudo complacerlo y aparte de dejarle de hablar, lo ponía como a un guiñapo. De ahí la célebre frase. Hay personas a las que les das todo…pero un día no puedes, y sólo se acuerdan de lo que no les das.
En este año de la Misericordia tenemos que procurar inculcarles valores a los más jóvenes. Valores que les ayuden a ser mejores personas, como por ejemplo enseñar al que no sabe, ser agradecidos y que no sólo nos limitemos a dar unas monedas a los más necesitados que posiblemente en vez de emplearlas en alguna necesidad vital, les sirva para pagar la factura del móvil. Aunque pensándolo bien, quién nos dice que poseer y utilizar un aparato de esos para muchos no se haya convertido en una necesidad vital.
Para terminar como empecé cito de nuevo a Cervantes con la frase que don Quijote le dijo a Sancho: “Cosas veredes querido Sancho”. Y para empezar a dar ejemplo les doy las gracias a todos los amables lectores que todos los meses sé que siguen con interés estos humildes comentarios. Y si alguien me lo quiere agradecer, que no se corte, aquí estamos.

Posted On 28 Feb 2016
, By

HABLAR POR HABLAR.- DON FRANCISCO EL FARMACÉUTICO.- Francisco Martínez Calle

39francisco martinez calleDon Francisco, el farmacéutico de mi calle, es un hombre campechano, servicial, excelente conversador y amigo de sus clientes. A su hablar pausado, su amplia cultura y sus agudas observaciones, no exentas de alguna retranca, hay que añadir su interés por los dichos populares, las citas literarias y las múltiples anécdotas acaecidas a lo largo de su vida.
Ir a su farmacia, cosa que hago con la misma frecuencia que el supermercado, es todo un placer, pues siempre saca tiempo para un comentario jocoso, una comparación oportuna o una alusión a mis habituales articulillos en este periódico.
Hace unos días, nuestra conversación transcurrió, más o menos, del siguiente modo:
-Buenos días, Francisco.
-Buenos días nos dé Dios, tocayo –me responde, afable, el boticario.
-¿Qué tal te va la vida?
-Va, que no es poco. Y que dure mucho tiempo.
-Oye, Francisco –le pregunto tras los pertinentes saludos, con toda la seriedad que el asunto merece-, ¿estas pastillas que me ha mandado el médico para qué sirven?
-Si él te las ha recetado –me responde ponderativo-, será porque te convienen. Tú tómatelas y sigue sus indicaciones –continúa el buen boticario en la misma actitud-, porque él sabe mejor que nadie lo que a cada enfermo le conviene.
La respuesta de Francisco, sin ninguna duda, es un todo un dechado de sensatez y buena praxis profesional.
Y como suele suceder, antes de acabar la visita, sacamos Francisco y yo unos minutillos para hablar de algún vocablo extraño, del refrán apropiado al tiempo del día, del mucho calor del verano… En fin, de cualquier cosa intrascendente.
-¿Sabes, tocayo –me dice ese día mi ameno contertulio-, que causar o hacer estragos significa lo contrario de lo que a primera vista parece?
-Francamente, no lo sé.
-Pues sí –insiste-, causar estragos vale tanto como “suscitar alguien la admiración entre un grupo de personas”.
-Parece extraño –replico-, por cuanto estrago significa algo así como “daño, destrucción…”.
-Bueno, tú, cuando tengas tiempo, lo consultas, y, luego, hablamos de nuevo
–me propone, sin perder en ningún momento su característica calma.
-Así lo haré, no te quepa la menor duda.
Y dicho y hecho. En el Diccionario de la lengua española (2014), figura lo siguiente:
“Causar, o hacer, estragos: 1. Locuciones verbales. Provocar una fuerte atracción o una gran admiración entre un grupo de personas”.
Poco tiempo después de mis averiguaciones, necesitado de las imprescindibles medicinas, me llego de nuevo a la farmacia de mi perspicaz boticario:
-Llevabas toda la razón –le digo-. Está claro que la lengua es una enorme caja de sorpresas que, a veces, parece no regulada por el sentido común.
-Bueno –concede, mientras despliega una franca sonrisa-, que no dejes de pasarte por aquí de vez en cuando. De ese modo, disfrutaremos con nuestras conversaciones, y tú, además –añade complacido-, te irás provisto de mis salutíferos remedios.
Don Francisco, el farmacéutico de mi calle, es así: campechano, servicial, excelente conversador…
Fra

Posted On 28 Feb 2016
, By

COSAS QUE PASAN.- COSTUMBRES PERDIDAS (yIII).- José de Pineda

pepe pineda-00674En el artículo anterior nos quedamos bailando al compás del famoso pasodoble “Valencia”. Y si agosto es mes de ferias, septiembre con su día 8 y sus mil vírgenes no se queda atrás. Aunque haya “costumbres perdidas”, hay tradiciones muy arraigadas como las procesiones de las patronas de pueblos cercanos como Écija, Palma del Río, Osuna, Carmona, Utrera, Lora del Río y así hasta mil, que llevan celebrándose desde hace siglos y ahí siguen imperturbables.

Siguiendo con las ferias de antaño, recuerdo aquellas rudimentarias y básicas atracciones que venían a los pueblos por los años 40 y 50. Empezamos por los “volaores”, que al principio y ante la falta de fluido eléctrico, eran movidos por el dueño del aparato ayudado a veces por algún chaval del pueblo que le echaba una mano a cambio de montarse gratis. Los columpios con sus barquitas para dos, que después del primer impulso que te daban, la pareja haciendo un gran esfuerzo lo balanceaba hasta casi dar la vuelta, momento que aprovechábamos los mirones para ver el color de la ropa interior de la chica, antes que el encargado con una palanca de madera hiciese frenar la barquita. O aquella mini noria compuesta de cuatro “cunitas” y que el dueño tenía que calcular y equilibrar el peso para que le costara menos trabajo hacerla girar impulsándola con las manos, al tiempo que su mujer (ahora se dice compañera) tocaba una caja de lata, probablemente de carne membrillo, con dos viejas cucharas aquella pegadiza canción que decía: “La novia, la novia de Pepe, se mea se mea en la cama…”.

Después  llegaron las bicicletas de alquiler, ¿os acordáis? Casi nadie en el pueblo tenía bicicleta.  Recuerdo que las traían en el tren. Al llegar, el dueño daba la voz y los chavales acudíamos como locos a la estación para trasladarlas al pueblo y así dar un paseo de  balde, porque quizás fuera la única vez que algunos se pudieran montar. Las traían de todos los tamaños y modelos, de carrera, de mujer, pequeñas, de tres ruedas, y por dos reales o una peseta, le podías dar varias vueltas al circuito que previamente había trazado el encargado. Siempre había algunos que se pasaban de la hora. Entonces el dueño se quedaba con tu cara y ya no te la alquilaba más.

Otro clásico de la feria era el puesto de agua. Está claro que si un joven lee esto dirá:

-¡¿Pero de qué está hablando este hombre?!

Pues de eso, de un puesto de agua que ponían donde había más gente y que consistía en una mesa vieja que tenía el “aguaó” en su casa, cubierta con un tapete de hule blanco, un búcaro o porrón y un solo vaso que de vez en cuando enjuagaba en un pequeño lebrillo para evitar contagios, y por una perra gorda te podías embuchar, que así decía el pregón. También vendía unas arropías caseras con forma de pirulí pinchadas en una pita. Se llamaba Manuel Moyano Silva pero todos le decíamos el mellizo. Y mientras él limpiaba los zapatos, su compañera la melliza se encargaba del puesto.

Posted On 07 Oct 2015
, By

EL ARTE DE CONVIVIR.- LA IMPORTANCIA DE LAS SEMILLAS.- Marta Martínez

martaLas semillas son el inicio de una nueva vida, de una nueva planta, con lo más esencial, puro, concentrado para ofrecer lo mejor a esa especie que está apunto de germinar. Pero también nos podemos aprovechar de ellas, como lo hacían nuestros antepasados, aunque, sinceramente, lo desconocemos.

Hay muchos tipos de semillas y cada vez más nutricionistas nos invitan a introducirlas en nuestra alimentación a diario por sus numerosas sustancias beneficiosas para la salud. Desde aquí te invito a descubrir algunas de ellas y sus cualidades:

  • Semillas de Lino: con alto contenido en Omega 3 y Omega 6, son ideales para garantizar el buen funcionamiento del intestino, son bajas en calorías y poseen una gran cantidad de minerales, Vitamina E que actúa como antioxidante. Posee un alto nivel de agentes anticancerígenos, lignanos, y es rica en vitaminas del grupo B, para el buen funcionamiento del cerebro, entre otros.
  • Semillas de Chia: es la semilla con mayor porcentaje de ácidos grasos esenciales, entre ellos, Omega 3 y Omega 6, que disminuyen las inflamaciones, previene los problemas en el sistema nerviosos y reduce el riesgo de aparición de enfermedades cardiovasculares. La harina elaborada con estas semillas posee entre seis y diez veces más calcio que la leche. Es a destacar su importancia en la disminución del colesterol en sangre, así como la ausencia de gluten.
  • Semillas de Girasol: esta semilla destaca por su alto contenido en fósforo y magnesio, lo que nos beneficia en el mantenimiento y la formación de los dientes y huesos y la absorción del calcio. También sirve como reguladora del colesterol y actúa como vasodilatador. Tiene un alto contenido en tiamina, actuando así en el sistema nervioso eliminando la sensación de cansancio.
  • Semillas de Sésamo: es la semilla con mayor contenido de calcio. Destaca por su alto contenido en lecitinas, componente fundamental del tejido nervioso.
  • Semillas de Calabaza: de las citadas, son las semillas de mayor tamaño y es reconocida por su propiedad vermífuga para eliminar los parásitos intestinales.
  • Semillas de Sandía: son semillas muy ricas en nutrientes antioxidantes, laxantes, ayudándonos a eliminar las toxinas acumuladas.
  • Semillas de Papaya: excelentes para casos de infecciones estomacales, entre otras muchas cualidades.
  • Semillas de Granada: tienen un gran poder antioxidante, reduciendo los efectos tan negativos de los radicales libres.

Podríamos seguir con la lista, pero creo que es el inicio para que si te interesa sigas investigando según las necesidades específicas de tu salud.

¿Cómo podemos tomarlas? Siempre en pequeñas cantidades y sobre todo, masticándolas muy bien, porque si no lo hacemos no nos aprovechamos de sus maravillosos beneficios.

¡Muchas gracias por compartir estos momentos conmigo!

 

Posted On 07 Oct 2015
, By

EN CUERPO Y ALMA .- CANDAULISMO Y TRIOLISMO.- Sebastián Guerrero

  sebastian guerrerofotos 012Hoy voy a hablar de “Parafilias”, ya que considero que no podemos seguir tomando como “tabú” a todo lo que tenga que ver con la sexualidad.

–¿Para qué?, me pregunta “el claro”.

–Parafilia, que son comportamientos sexuales de las personas en las que el placer sexual no se encuentra en el propio acto del coito o cópula, sino en las que la fuente predominante del placer sexual no se encuentra se encuentra en otra actividad u objeto. Hay un sinfín de “fuentes” que consiguen el estimulo erótico, pero por su peculiaridad y cada vez más practicante, me voy a centrar sobre los dos nombres que le dan nombre a este artículo.

 EL CANDAULISMO.- Dice la historia que provine de Candaules, último rey de Lidia hacia el año 680 a.C. Este monarca es “inventó” esta práctica sexual que consiste en excitarse al ver como su mujer es admirada más o menos desnuda por otro hombre. Es un tipo de voyeurismo, distinto al  intercambio de pareja.

EL TRIOLISMO.-Se podría confundir con el “cambio de parejas”, pero se diferencia en que no hay tal intercambio, sino que el hombre SOLO SE EXITA viendo a su pareja con otro hombre.

–¡Vaya guzto!, dice el chaparro.

–Bueno dice el refrán que sobre gustos no hay nada escrito.

–Y ¿eso lo hacen gustosamente?, dice el filosofo.

–No solo lo hacen gustosamente, sino que es el único método que tienen para tener relación con su mujer. El candaulismo o la candalagnia, que son términos médicos que se refieren al impulso psicológico de un sujeto de exponer sexualmente a su pareja  o imágenes de ella  ante otras personas con el fin de obtener gratificación erótica se hace tan necesaria para el que la padece, que es parte de su vida.

–¿No siente celos?.

–Posiblemente sí, pero es como si al drogadictos le preguntas si la droga no le hace daño. El sabe que es mala, pero no puede pasar sin ella.

–Entonces ¿qué curación tiene?.

–Lo primero que tienes que preguntarme es: ¿Quiere curarse?.

–¿Y es pecado?, me pregunta “el capillita”.

–No soy teólogo, pero además se dé casos en el que el que la padece ha ido a confesarse, y cuando le ha dicho “su pecado” al confesor, éste no ha sabido que contestarle. Vuelvo a deciros, que es como si el drogadicto va y se confiesa de que toma drogas?. ¿Qué le diría el cura?.

–Que se quitara.

–Claro, eso es lo que él querría, pero es parte de su vida.

–Entonces ¿no se puede curar del “candaulismo y el triolismo?.

  Bueno, ya se me ha acabado mi espacio, en otro artículo o programa de TV, seguiré hablando sobre estas dos ¿patologías?. Pero como siempre, os dejo el teléfono de mi consulta: 954838694  y mi móvil para alguna pregunta 654897990  y por supuesto mi correo: guerrero1950_6@hotmail.com

Posted On 07 Oct 2015
, By

LA FRAGUA.- EUROPA SE REFUGIA.- Juan Manuel Rivero

Desde el punto de vista más humano y sensible, desde mi punto de vista, que no es ni más ni menos que un punto de vista lejano al problema, pero cercano y comprometido si el principio de un ser humano es la preocupación por ciertos episodios que están sucediéndose en Europa, nuestra

rivero

rivero

Europa, esta Europa nuestra que quiere mostrarse al mundo solidaria y receptiva del problema que tienen millones de personas sobre todo en Siria e Irak  va a peor.  No hay una Europa Unida, es mentira, no hay una Europa capaz de solucionar los problemas que nos atañen, es mentira, no hay una unidad que represente por igual a todos los europeos.  La ecuación que puede desprenderse de esta Europa, es que no hay ecuación que represente soluciones fiables cuando hay un problema de las características a las que tenemos hoy.

El hecho de que los países europeos estén acogiendo a las familias desplazadas, a toda esta mole de gentes que vienen a vivir o intentar vivir en paz y sin temor alguno a que mueran en manos de bárbaros, no debe ser una manera de justificar la buena bondad y buen hacer de Europa, no nos creamos que quien más inmigrantes acoge lo tiene todo solucionado.

 Los gobiernos no pueden mirar al vecino a ver que dice para posicionarse de uno u otro lado, no se puede esperar a que hablen algunos y en qué direcciones para imponerse de una u otra forma, y sobre todo no podemos dejar que las cosas que están sucediendo sigan como si no pasara nada. Ustedes mandan no?, pues ustedes tienen  que tomar decisiones que no sean irrisorias fuera de este continente y que surtan efecto.

 Me pregunto algo muy sencillo y que seguramente muchos nos preguntamos. ¿Si en Siria y en otros países árabes, donde la crueldad de la política radical y la barbarie islamista está llevando a que todos estos hombres y mujeres dejen sus casas por miedo a la muerte, se siga matando, amenazando, violando los derechos de las personas, jugando con la vida diaria de las gentes que quieren vivir en paz, y poniendo en riesgo como ya sabemos a los países  de medio mundo, si todo esto sigue sucediéndose, qué es lo que Europa va a hacer? ¿Tienen ustedes algún plan más allá de decidir cuántos desplazados van a acoger cada país? ¿Está Europa preparada para esta masiva migración vergonzosa que dejará una huella imborrable en la historia de la política Europea? ¿Tienen ustedes manera alguna de intentar solucionar el desastre principalmente que  está imponiendo  el estado islámico ?

¿Hay alguna posibilidad de que termine todo este sueño horrible, para todos aquellos a quienes la vida a puesto en sus caminos la sangre de algún familiar?

Creo que al día de hoy, la Europa unida solo se mira el ombligo a ver si tiene pelusillas, y deja que las heridas más fuertes que pueden gangrenar episodios devastadores siga adelante sin intervenir de una forma coherente.

Y no es sólo la muerte de ese pequeño en la playa lo que debe hacernos reflexionar no, no es solo el influjo que viene del este, de Irak o de Siria, es también el que llega de Mauritania Argelia o Marruecos, países Árabes también,  llenos a veces de miedo y a veces de hambre los que los hacen venir sin importarles ya fronteras ni argucias que puedan hacerles desistir de vivir un mundo nuevo, y sin fotos que nos llenen de miserable vergüenza personal.

Si desde cada país, no se pone todo cuanto esté en su política y nos centramos en solucionar todos los problemas de refugiados, -y éste está entre África y Asia-  porque traer desplazados ya se está viendo que es un problema para muchos países que no quieren o no pueden acoger, si no se pone remedio a todo esto, nos estarán empujando poco a poco a todos nosotros,  a ser portavoces feroces de la mala gestión que  Europa está llevando a cabo. Solucionar la consecuencia de un problema internacional, en este caso el de los refugiados, y no mirar realmente al sitio donde reside el problema no es lo mejor que pueden hacer los dirigentes que velan por este continente. Europa no puede refugiarse en sí misma.

 

Posted On 07 Oct 2015
, By

DESDE UN LUGAR DE MALLORCA .- EDAD (II) .- José Calderón Barrios

            dede un lugar de mallorcaYa pasaron julio y agosto, los meses fieras de fuego. Todo arde, montes y montañas, colinas y collados. Y la antorcha continúa encendida en la mente de algunos. La tierra huele a flores quemadas, todo arde, menos nuestras conciencias. Bueno, a la edad. Cumplir 80 años es como asomarse a un abismo. Estar en servicio mínimo. En las tres fases en que los sociólogos han dividido la vejez, los que nacimos en el 35 del siglo pasado, nos encontramos en la 2ª fase, es decir, en la cuarta edad o mediana vejez, que abarca de los 75 a los 85 años. ¿Y cómo te sientes? Como los transeúntes de A. Machado, que están siempre de vuelta de todo porque no han ido a ninguna parte. Yo sí llegué hasta Suiza. El día que me contrataron ya había pasado la hora del desayuno, así que a las doce estaba hambriento. Los empleados del hotel estaban en el comedor pero ninguno comía –supe después que estaban en huelga de hambre, porque siempre les ponían espaguetis-. Yo rompí el hielo, no pude contener mi instinto de conservación. Espaguetis con salsa exquisita de tomate. Comía con ansiedad, ajeno a las exigencias del gremio; entonces una italiana muy delgada y con los dientes salidos se dirigió a mí exclamando: “Sembra que lei no ha mangiatomai”, “parece que usted no ha comido nunca”, me tradujo un asturiano, sin pedírselo, pues yo estaba muy atareado mezclando, como 2º plato, espaguetis con salsa.  ¡Buuu…! Yo, del país que nunca ha tenido rey, me traje una granformación, además de un master en fregar platos y sartenes pringosas. ¡Ah! Y sabía decir “jawohl” (iavol) en alemán, que en traducción libre podría significar “Sí, buana”. Lo que pasa en el extranjero, incluso ahora aquí en España, es que vas a pedir trabajo y lo primero que te preguntan es que si sabes inglés. ¡Qué manía! “In illo témpore”, no. Yo estuve zarandando garbanzos con mi padre en el cortijo “el Picate” y nadie nos preguntó si hablábamos inglés, ni siquiera Lorenzo el “aperaó”. Tiempos recios, los padres de familia, desesperados, salían al campo, sin ley, con las manos secas, llenas de dedos prensiles, dispuestos a acaparar cualquier cosa supuestamente comestible. Vivir era subsistir y se acudía a los medios más inauditos. Si en la escuela te ponían como compañero de banco al hijo de un guardia civil era como si te hubieran tocado los cupones, porque tenías la posibilidad de jugar en el cuartel y en un descuido colarte en las cuadras y coger algarrobas a ras de los pies de los caballos. Sí, esto ahora parecerá ridículo, La Luisiana, actualmente, está rodeada de pan, pero entonces todo era miseria, y cardos borriqueros.

Posted On 07 Oct 2015
, By

HABLAR POR HABLAR .- ESE COLEGIO SE LLAMA LOS AZULEJOS.- Francisco Martínez Calle

Cuando a eso de las siete de la mañana del día 20 de septiembre de 1970 dejé mi casa en Begíjar (Jaén) para viajar hasta Écija, donde había sido nombrado Maestro de Enseñanza Primaria en las Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia, nunca pensé que en tan poco tiempo pudieran ocurrir tantas cosas, como ahora diré.39francisco martinez calle

            Para empezar, desde Begíjar, con una maleta ciclópea abarrotada de ropa y libros, tuve que ir en el autobús de línea hasta Baeza, para allí tomar otro que, sobre las 11.00 me llevaría a Jaén. Una vez en Jaén, fue necesario esperar la salida de un nuevo autobús que, no antes de las 14.00 de la tarde, tenía como destino Córdoba. Por fin, ya en Córdoba, un tren me trasladaría a Écija, ciudad que yo solo recordaba gracias al libro de Geografía de 1º de Bachiller, donde aparecía junto a Osuna, Carmona, Alcalá de Guadaíra y Dos Hermanas. El tren, que salió de la estación de Córdoba en plena siesta, no llegó a Écija hasta el anochecer.

            Una vez apeado en la estación de RENFE de Écija, sudoroso y estragado, tras algunos retoques en la indumentaria, salí a la avenida de Italia, la cual me pareció, como ahora, ancha y bien arbolada. Luego, me dispuse a llegar a las Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia, es decir, a la SAFA, por lo que me dirigí a una familia que, en la acera de su casa, tomaba apaciblemente el fresco, para que me indicara la dirección del citado colegio.

            -Por favor, ¿me pueden indicar cómo puedo llegar a la SAFA?

            -¿SAFA? ¿Está usted seguro? Mire que nosotros somos de aquí y el nombre de ese colegio no nos suena –respondió, muy seguro, el que parecía el padre de los allí congregados.

            -Bueno, la SAFA o las Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia –añadí, por si eso les facilitaba las cosas.

            -Ni SAFA ni Profesionales tenemos aquí –aseguró uno de los varones, con notable resolución.

            -¿No estará usted confundido, por casualidad, con Osuna? –preguntó la que era la mayor de las mujeres.

            -No sé –respondí-. La dirección que yo tengo es Carretera de Sevilla, s/n, Écija, Sevilla.

            -¡Ah, sí, hombre, sí, ya caigo!– exclamó el que parecía el padre-. Yo creo que este hombre pregunta por un colegio nuevo que abrieron por las casitas de Pinichi. Pero ese colegio, amigo –aclaró complacido-, ni se llama SAFA ni Escuelas Profesionales. Ese colegio al que usted se refiere se llama Los Azulejos.

            -Claro –convino alguno más-, es verdad, Los Azulejos.

            -¿Los Azulejos? –intervine con toda la extrañeza de que fui capaz.

            -Sí, sí, Los Azulejos, no hay duda –pontificó uno de los reunidos.

            Al llegar a Los Azulejos, ya bien de noche, don Fernando Otálora, el director,  y don Jesús Bermúdez, uno de los maestros, abandonaban el centro. Tras las pertinentes presentaciones (a Jesús ya lo conocía, pues habíamos coincidido durante unos años de estudiantes en Úbeda), don Fernando me aclaró la situación:

            -Si yo fuera tú, me iría de nuevo a mi casa y no volvería hasta pasados tres o cuatro días.

            -¿Tres o cuatro días? –el alma se me vino a los pies.

            -Sí, porque mañana, 21 de septiembre, comienza la feria de San Mateo, y hasta el lunes de la semana siguiente no se reanudan las clases.

            Jesús Bermúdez me llevó a su casa, me invitó a cenar, se quedó con mi voluminosa maleta y, después, haciéndome un favor impagable, me llevó a Córdoba, para desandar el camino andado durante ese largísimo día 20 de septiembre. De madrugada, un tren me condujo desde Córdoba hasta Jaén; un autobús, desde Jaén a Baeza; y, finalmente, un paisano que venía de Úbeda, al pasar por Baeza me reconoció y me trajo a Begíjar.

            Al llegar a mi casa, cuando apenas habían pasado 24 horas de mi salida, el alboroto fue mayúsculo: mi padre me miraba con cara descompuesta; mi madre rompió a llorar; mis hermanos permanecieron mudos de asombro; y mi abuela, que vivía con nosotros, sufrió un desmayo, por fortuna pasajero. Por suerte, en el segundo viaje a Écija, todo pareció transcurrir dentro de la más absoluta normalidad.

            Por otra parte, todo hacía pensar que, siendo yo de Jaén y mi novia residente en Madrid, solo permanecería en Écija un curso,  quizá dos. Más de dos era del todo punto impensable. Pero la realidad es que mi estancia en Écija, felizmente, se ha prolongado durante 44 años. Espero y deseo que dure muchos años más.

Posted On 07 Oct 2015
, By

HABLAR POR HABLAR.- DE ALGUNAS PRÓTESIS LINGÜÍSTICAS.- Francisco Martínez Calle

 39francisco martinez calle

En cualquier lugar de España, y, por tanto también en Écija, es frecuente oír cosas como las siguientes: amoto, arradio, amarrón, afusilar, estijeras, aluego, endespués, enantes, endenantes, demientras… Son las denominadas prótesis lingüísticas (sílabas añadidas al comienzo de una palabra) que, si bien es verdad que su aparición es constante en la lengua coloquial, no son aceptadas en la lengua formal.

Al tratar de justificar su presencia en el sistema de la lengua, algunas ofrecen una fácil explicación, pero otras se resisten, y hay que trasladarse a épocas remotas para hallar la causa que las originó. Como con un botón es suficiente para muestra, nos limitaremos a analizar algunos de los términos referidos anteriormente, teniendo en cuenta que, en última instancia, es el uso el único que  autoriza la aceptación de unos vocablos y el rechazo de otros.

Sea, por ejemplo, el caso de afusilar. Parece claro que si de viento (sustantivo) se origina aventar (verbo) y de mueble (sustantivo), amueblar (verbo), ambos aceptados por el lenguaje culto, de fusil (sustantivo) se obtiene afusilar (verbo) que, sin embargo,  la lengua culta lo rechaza. Igual que a afusilar,  le ocurre a estijeras, por citar otro caso, también un vulgarismo inaceptable.

            Respecto a amoto y arradio (ambos sustantivos), parece justificarse la presencia de la prótesis vocálica a, porque las personas analfabetas (ni leen ni escriben) no distinguen con claridad su origen. Es decir, no saben si el nombre es moto y radio o bien amoto y arradio que es lo que parece oírse cuando van  precedidos del artículo la.

En cuanto a, amarrón, usado en lugar de marrón, adjetivo con el que designamos al color castaño, tal vez su uso se deba a la confusión con otro amarrón, también adjetivo, coloquial y despectivo, con el que calificamos al jugador que no arriesga por miedo a perder.

En el resto de los vocablos mencionados, en su composición, se da siempre la adhesión inicial de preposiciones a determinados adverbios: aluego (a + luego), endespués (en + después), enantes (en + antes), demientras (de + mientras). A estas construcciones podríamos añadir enenantes (en + en + antes), denantes (de + en + antes)  y alguna que otra de aparición más escasa. Se trata de fósiles lingüísticos que hoy son recogidos en el diccionario académico, pero inusuales en el lenguaje cuidado (endespués, enantes, en denantes) o, simplemente, son  vulgarismos (aluego, demientras).

En definitiva, parece claro que hay que actualizar nuestro vocabulario y utilizar solo aquellas palabras recomendadas por los diccionarios, dado que nuestra obligación como castellano-hablantes es producir textos que, además de otras cualidades imprescindibles, como la coherencia, la cohesión y la adecuación al momento, sean correctos, según las normas de la lengua española.

Posted On 29 Jun 2015
, By

LA FRAGUA.- LA PITADA A UN HIMNO.- Juán Manuel Rivero

rivero

rivero

 La democracia en este país, solo les sirve a algunos, para parapetarse detrás de ella cuando no quieren responder aunque sea por respeto, a la razón de las cosas y por la naturaleza de sensatez que tiene en este caso el himno nacional y un partido de fútbol.

A Xavi Hernández como a otros tantos que conocemos, preguntarles por la pitada del himno de España es como preguntarles a un grupo de chavales cerca de un colegio si quieren golosinas y chucherías para el recreo. Eso es de cajón.

Dijo Xavi que estamos en democracia,  que existe la libertad de expresión, y que la pitada al himno  no hay que sancionarlo, que había que preguntarse de por qué sucede.

 Este chaval seguramente no se lo ha leído bien, solo ha querido parapetarse como decía antes en la bandera estelada y auparse con mayor gloria en una despedida en su club como gran jugador, que lo es, pero tiene que tener claro que  ha tenido éxitos profesionales  también con las  selección Española.

El respeto de cualquier deportista por las normas elementales del juego es fundamental no solo para que se haga deporte, sino que es básico para que los elementos que imperan en los deportes sean respetados por todos, y se de ejemplo de caballerosidad en todos los sentidos, pero en Cataluña existen unos mendrugos que no respetan ni siquiera lo más elemental en un deporte, que es el saber comportarse ante las distintas adversidades sobre todo extradeportivas.

Y otra cosa es que todos los deportistas catalanes separatistas, todos, dicen lo mismo, que hay que preguntarse por qué se pita al himno de España como si ellos no lo supieran.   Seguro que no se le pita porque España haya desmembrado jamás una nación, porque jamás Cataluña lo fue.

 Pues al himno de España se le pita porque quienes han estado en el mundo del Fútbol Club Barcelona, sobre todo sus presidentes separatistas, han influido de manera especial no solo en los futbolistas sino en la afición catalana y en toda la sociedad deportiva de Cataluña, aunando fuerzas en un mismo sentido hacia el separatismo, dejando ver que España ha sido poco generosa con Cataluña, en todos los conceptos, sociopolíticos-culturales y sobre todo laborales, como si este país tuviera una condición de irrespetuosidad contra Barcelona y su comunidad, cosa que es mentira.  Ha tenido la culpa, quien mandaba en la Generalitat que se ha servido durante años de los votos de éstos que detestan a España sin tan siquiera saber  por qué, azuzándolos en contra de los españoles para poder seguir en el poder, ahora sabemos que aquéllos ladrones, sólo quieren la tapadera de la independencia para no destapar sus fechorías.

 Ha tenido la culpa de que se pite el himno, quienes han involucrado a España como propulsora de una quiebra en los distintos sectores, y en la bajada del estatus social de los catalanes, cuando sabemos que ese estatus ha bajado por el ladroneo que existe en esa comunidad desde hace muchos años. Todos estos han tenido la culpa de que se pite al Himno de España. Sin embargo los que pitan al himno de España según Xavi, tienen fundamento de peso para hacerlo, pero no hay fundamentos para pitarle al que ha despojado la comunidad de Cataluña llevándose el dinero fuera del país.

Ellos saben muy bien que el daño que hacen desde ese comportamiento es magistral, lo es, digamos lo que digamos, y que es un daño que tiene doble sentimiento de expansión en los corazones del resto de España, pero  deben saber,  que nadie en el mundo, nadie excepto el resto de España, estaría más orgulloso de ver a catalanes y vascos en una final como la del Rey o la de Europa, cosa que nadie parece vislumbrar ahí, ni tan siquiera por el acato que se le debería tener a las peñas de todo el territorio.

Por lo tanto señor Xavi,  no puedes coger el bastión de la democracia, democracia que vino del país que pones en evidencia, para dedicarte a salir airoso de algo que es elemental y que nada tiene que ver con un sentimiento personal, para eso hay que ser más valiente y tener más respeto al deporte. Si el hecho de pitar al himno fuese un instrumento solamente de “sinvergonzonería” que lo es,  por parte de algunos, nos daría igual, pero se hace multitudinaria-mente para dañar a todo un país, país que ha puesto a Cataluña en primera fila, con ayudas a infraestructuras de todo tipo.  A lo mejor, para algunos profesionales independentistas del fútbol, las excusas a no saber contestar con deportividad y con rendimiento a algunas cosas, los llevan a utilizar la palabra democracia para salir airosos de cualquier situación incómoda. Eso es saber jugar…sucio, igual de sucio que el presidente de la Generalitat, que ni siquiera se comporta donde  debería hacerlo.

 

Posted On 29 Jun 2015
, By